top of page

La Iglesia recuerda que Dios mismo no deja de bendecir a cada uno de sus hijos

La Iglesia recuerda que Dios mismo no deja de bendecir a cada uno de sus hijos peregrinos en este mundo, porque para Él «somos más importantes que todos los pecados que nosotros podamos hacer». Pero NO bendice NI puede bendecir el pecado: bendice al hombre pecador, para que se reconozca como parte de su designio de amor y se deje cambiar por Él.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page